title-notas

notas2

Iconos

Saquemos pecho, escondamos rabia

Revista Viernes – El Colombiano

Por: @alegandrohoyos – Alejandro Hoyos

Nos merecemos el reconocimiento, lo hemos luchado y a pesar de los problemas que tenemos aquí estamos. Saquemos pecho porque sea como sea somos los más innovadores del mundo. No sólo por el metro cable, las escaleras eléctricas etc. etc. etc. y etc. según un informante que tengo en las altas esferas, esas fueron simples excusas; estos fueron los motivos más fuertes.

Aceleramos el carro a lo que de y cuando vamos llegando a la cámara bajamos la velocidad.

Llenamos las discotecas y los bares los fines de semana y a beber como si el mundo se fuera a acabar.

Por la forma de salir del metro en hora pico, la clave es arrancar para la puerta dos estaciones antes, según estudios hechos por mi mamá y mis tías ese es el tiempo estipulado.

Sabemos donde están los delincuentes y no los denunciamos.

Construimos un puente grandísimo que desemboca en una sola vía.

Ahora bien, si queremos seguir siendo los más innovadores, además de conservar las cosas buenas, debemos asumir nuevos retos:

Purificar el río Medellín y por fin hacer paseo de olla con la familia y para que nade tanto pato que abunda en la ciudad.

Un metro cable para Castilla y otro para El Poblado. El de Castilla por lógica y el del Poblado porque no es justo que un pobre rico que pago más de cien millones por su carro le toque quedarse metido en un taco de hora y media en una loma. Los ricos sufren mucho.

Construir un carril exclusivo para las motos, lo digo porque no es justo con el mismo señor del taco, que una moto que vale 100 veces menos que su carro llegue primero a la casa.

Diseñar un techo que cubra desde San Cristóbal hasta Santa Elena, eso nos ayudaría mucho en caso de aguaceros, lo malo es que nos daña la acústica, sino que lo diga el genio que le puso techo a La Macarena.

Lograr que sean aprobadas por la Real Academia de la Lengua expresiones como: “La buena mi niño”,  “bien cuidaito mono”, “puede llorar” y “demalas como una piraña mueca”.

Nos falta hacer que Felipe Pardo haga un gol algún día y que Macnelly corra los noventa minutos.

Convertir la arepa en patrimonio cultural de la humanidad ¡Ah! pero verdad que nos da pena, como a veces nos creemos de mejor familia.

Legalizar la marihuana y convertir al barrio Antioquia en la Ámsterdam Latinoamérica y no discriminar a los homosexuales por si en el futuro hay que competir por el premio con San Francisco. Para seguir en la misma línea de sentido traer para un tablado de la feria de las flores a Elton John.

Que el sistema de salud incluya en el POS las vacunas que pagan sus habitantes.

¡Disfrutemos el reconocimiento!

Columna escrita para la Revista Viernes de EL COLOMBIANO por Dany Alejandro Hoyos, creador e interprete de “SUSO EL PASPI”

AdsContent